Secondary Menu

Busto de Ramón López Velarde – [Busto Escultórico]

Ramón López Velarde:

Corazón, poeta y su escultor Don Plastilino

El Poeta de Plastilina y Yo. 

 Por: Sergio Peraza, escultor.

El año pasado presenté en la Feria del Libro de Minería el busto de la poetisa chilena Gabriela Mistral.

Este año el homenaje escultórico central será para  Ramón López Velarde, y es el poeta zacatecano quien  me ha mantenido ocupado en estas últimas dos semanas. Estoy entregado  ahora  al “son del corazón”  con  ojos y manos.

Para modelar el busto de López Velarde, me he documentado leyendo su vida, su poesía y he visitado la casa donde vivió y  falleció, el actual museo “Casa del poeta” en la  avenida Álvaro Obregón.

Algunas noches me refugio en  mi  librería predilecta que es la “Rosario Castellanos” en la Condesa. Allá me escapo a leer e inspirarme. Leí a José Luis Martínez, Carmen de la Fuente y Guadalupe Appendini que han escrito sobre la vida del poeta.  También  leí “El camino de la pasión” que es el ensayo sobre López Velarde que escribió Octavio Paz. ( libro que sí compré, me costó menos de veinte pesos, increíble no?)

Existen muy pocas fotos de la cara de López Velarde, fue necesario para mí reinterpretarlo y  tratar de entenderlo más. Por eso, me son vitales tales lecturas,  creo que ayudan a que “hasta en sueños” mi inconsciente  vaya  grabando  la arquitectura de su rostro, y sobre todo se genera en mi interior una admiración que no existía antes por mi nuevo amigo el  poeta.

También escucho una magnífica grabación, de  Juan José Arreola   y otra de   Guillermo Sheridan  donde declaman poesías del jerezano.

Así, mientras yo modelo, el aire se llena de la poesía, y algo se va calentando y lo  transmito, creo yo, a mi escultura, y así puedo darle volumen al “poeta de plastilina”.

Así trabajo yo, me entrego “hoy como nunca”, voy más allá de encontrar el parecido físico, tengo que sentir la pasión por estos ojos, quiero que me miren desde el más allá a través de mi obra.

Y confieso que he pasado por tardes  donde  me he sentido frustrado porque no me mira… Por eso trabajo en mi terraza, en soledad,  solo me acompaña mi xolo-perro “Glifo”,  no acepto visitas, no quiero que nadie lo vea todavía.  Es un proceso que al final -no sé como explicarlo- pero al final, y ya con el tiempo encima siento la afectiva mirada de mi poeta de plastilina.

También he  pasado por tardes melancólicas, porque López Velarde me llega directo al corazón. Escucho por ejemplo “Hermana hazme llorar”, ó leo su poema dedicado a la “Blonda Sara” y  la verdad que dejo mis instrumentos de trabajo y me siento a pensar.

Le digo: “Canijo poeta, tu lenguaje pega duro a mi  enamorado y forastero corazón de escultor”

 En resumidas cuentas lo he modelado con todo, no solamente mis manos ofician la acción.  Así es como yo me entrego a lo que hago, no puedo modelar una obra si verdaderamente no la siento.

Este busto se exhibirá en la  XXIX edición de la Feria Internacional del Libro del Palacio de Minería, del 21 de febrero al 2 de marzo y estará en  el descanso de la escalinata central del hermoso palacio de  Tolsá.

Aún no sé cuando lo voy a vaciar en bronce, que es el material más duradero. Por lo pronto, el busto  que  verán en la FILPM  estará hecho de un material que llamarécarne de escultura suave, pues mientras no lo funda en metal bronce, no quiero llamar de otra manera a este material, mi poeta vale el atrevimiento.

Espero que quien vea el busto en la FILPM, piense en la cantera zacatecana,  por eso lo he realizado en este color. Mide 80 cm de altura, 50 de ancho y 40 de profundidad.

Una vez más debo agradecer a Fernando Macotela, director de la FILPM, por todo su apoyo y por las facilidades  que me concede para este homenaje en escultura.

www.sergioperaza.com    info@sergioperaza.com

Otras obras:

Al día  siguiente que se inaugure la FILPM, y mi poeta comience a ser visitado por los miles de asistentes al Palacio de Minería,  yo continúo mis andares, y me voy a Mérida.

El próximo día 25 de febrero es el aniversario 86 de la  fundación de la Universidad Autónoma de Yucatán, y  junto con La Secretaria de Educación, las autoridades académicas y del gobierno estatal   develaremos mi estatua de tres metros de bronce  “Monumento a Felipe Carrillo Puerto”

Y viene muy bien a la ocasión literaria, porque esta estatua tiene un libro en su mano y mi interpretación escultórica es: “Carrillo Puerto lee  el Popol-Vuh en voz alta”.

Esta estatua estará a la entrada de la nueva y bellísima biblioteca de la UADY.

Luego de Mérida,  bien disfrutado de la trova  y  de los panuchos, que me encantan, regreso al DF  para atender otro busto escultórico, que se debe inaugurar pronto. Me refiero a mi escultura de la Doctora Beatriz de la Fuente, sabia investigadora del arte prehispánico. Este busto quedará en el “Museo de Pintura Mural Teotihuacana, Beatriz de la Fuente”, en la zona arqueológica de Teotihuacan.

Ese busto me fue encomendado  por el Instituto de Investigaciones Estéticas de la UNAM,  y estoy a la espera que  en  el INAH me avisen cuando  lo instalaremos para su develación.  El Dr. Juan Ramón de La Fuente ya lo vio en foto, y le agradó mucho.

Para modelar la efigie de  Beatriz de la Fuente,  a diferencia de López Velarde, si tuve suficiente material gráfico y en DVD, además del  gentil apoyo de Leticia Staines, quien junto con Gabriela y Beatriz – hijas de la Dra. De la Fuente- me visitaban en mi estudio para ver los avances y contagiarme de su cariño hacia la Investigadora.

Exposiciones por venir:

Aquí en la Ciudad de México, tendré una exposición individual en la H. Cámara de Diputados de San Lázaro,  me parece que es en septiembre.

Tengo una invitación para exponer  en mayo dentro de “Arte Clásica 2008 “ que  es una  movida cultural en el centro de exposiciones Costa Salguero de Buenos Aires, Argentina.

También me ofrecieron que dé un taller de escultura en Ecuador en la provincia de Ibarra.

El año pasado  estuve por allá, me hicieron un reconocimiento, y fui invitado por la Universidad Técnica del Norte, la Alcaldía de Ibarra y la Fundación Ecuatoriana Pedro Moncayo.

Pues esto es lo que ahora recuerdo,  porque apenas estamos comenzando el 2008.

Estoy habituado a no llevar una agenda de rigor… en cualquier momento llega un encargo, o una invitación para salir de mi encierro creativo y pues,  hago escultura al andar,  lo importante es la entrega que doy a lo que amo, y la presencia de mi obra en diferentes escenarios.

 Y ahora, regreso a mi plastilina, “La Patria es impecable y diamantina”         

 Coyoacán, DF.

 2008-02-14

“Los bustos están ahí viviendo la vida del bronce, como si volvieran a morar entre nosotros para ser los mudos testigos de la agitación cotidiana y para confirmar el dicho de Bernardino de Saint Pierre de que

Los monumentos a los ciudadanos dignos, son la historia del pueblo escrita en piedra.  

Sólo que nuestro pueblo pasa ante los bustos encogiéndose de hombros, con la indiferencia del que lee una página que no entiende ó con el escepticismo del que escucha con oídos de profano una partitura clásica. 

Y es que, por más que se declame, la conciencia popular no está formada.

Desconsoladora verdad es ésta.

 

“Los bustos” 

Crónicas(1915)

Ramón López Velarde

Poesías,  manos en la Escultura