Secondary Menu

Amado Nervo, 2001 – [Busto Escultórico]

Cultura, EXCELSIOR 2001

Descubren busto de Amado Nervo, hecho por Sergio Peraza/ EXCELSIOR, CULTURA Página 1 viernes 18 de mayo de 2001.

ANA MARÍA LONGI.

El filósofo Leopoldo Zea dijo en la Casa de la Cultura Jesús Reyes Heroles que el busto realizado por Sergio Peraza Ávila sobre la figura de Amado Nervo, era un acierto histórico de gran relevancia, porque con ella se acentuaba justicieramente “la evolución de un humanista universal y de un enorme poeta, quién logró conducir, dentro de su tiempo y en gran medida, la expresión de la lengua castellana hacia su más digna y elevada significación ante todo el orbe”.

Por su parte, Peraza precisó que el busto de Nervo (Tepic 1870-Montevideo 1919) que será donado por él y por la familia del poeta al Museo Casa Estudio Nervo en Nayarit lo realizó primero en plastilina y después en bronce. “Fueron tres meses de trabajo constante, porque aunque la inspiración anda cabalgando siempre en halos de oro, la verdad es que jamás trae nada resuelto”, observó el escultor acompañado de Zea, quien habló también, que a los nueve años vio “desfilar el cadáver de Nervo por las calles de Juárez y Madero”.

Raúl Anguiano se encontraba cerca de representantes del Gobierno de Nayarit, de la sobrina directa del poeta, Janine Nervo viuda de Padilla, y de los sobrinos-nietos Rafael y Sandro Padilla Nervo, quien externó: “Me siento sumamente satisfecho, halagado y admirado con la plenitud estética y sensible lograda por Sergio Peraza en el busto de mi abuelo-tío”.

Agregó Peraza que en el caso de una escultura, lo que se persigue siempre es captar el equilibrio del gesto, la fuerza del carácter y el punto exacto del brillo y el drama visual. “Tuve la fortuna de tener acceso al archivo familiar de los Nervo, a la mascarilla que post-mortem aplicó el uruguayo Zorrilla San Martín, al antiguo dibujo de Vázquez Díaz, a la clásica fotografía en la que el personaje tiene puesta la mano sobre el mentón y muchos otros elementos que se sumaron a la fundamental comprensión de su exquisita poesía como Jardines interiores, Perlas negras, La amada inmóvil, con lo que me fue posible armar mínimamente a una de las personalidades más seductoras y sensibles de los siglos XIX y XX y seguramente de los que nos sucedan. El trabajo fue un encargo de Sandro en el momento en que yo estaba atravesando por una etapa sentimental triste y difícil, que me introdujo coincidentemente en la poesía de Nervo. Por eso quizá fue que volqué todo este estado emocional en la obra; aunque confieso que rechacé ver fotografías donde estaba enfermo, con el propósito de que esa etapa no me influyera”.

Sergio también ha realizado bustos de Zea, Anguiano, Nishizawa, con la técnica “a la cera perdida”. Leopoldo Zea comentó que era muy importante esta estatua para acentuar la evocación de “este hombre universal y de este enorme poeta mexicano, quien con el cultivo del idioma español, condujo dentro de su tiempo la expresión de la lengua castellana a su más elevada dignificación, ante todo el orbe”.

Rafael Padilla Nervo aseveró que desde pequeño siempre escuchó las más maravillosas anécdotas sobre su tío-abuelo por parte de su abuelita Margarita Dailliez (de origen francés), que era hija adoptiva de Amado Nervo, y en quién se inspiró al escribir el libro de la amada inmóvil. Ella tuvo una hija, antes de conocer al poeta, niña que fue adoptada por él, cuando Ana Cecilia falleció. Amado Nervo falleció en Montevideo, en cumplimiento de una misión diplomática, el 24 de mayo de 1919.

Anguiano acompañado de su esposa Brigitta, Beatriz Vidal y Yara Sánchez de la Barquera Vidal, expresó posteriormente que él avalaba la personalidad artística de Sergio Peraza, por ser un creador de enorme sensibilidad que se ha dejado seducir por  la mitología griega, generosa creadora de minotauros, además de que se ha compenetrado –pese a su juventud-, en las raíces más profundas de nuestra cultura prehispánica, para destacar en su arte la figura del perro Xoloitzcuintli. “Siempre que veo trabajar al joven Peraza Ávila, observo como vuelve sus ojos al hombre y deja que sus ojos jugueteen con el yeso y la plastilina para darle forma y sentido a cuerpos amorfos que, en sus manos cobran vida, transmiten emociones y reflejan el carácter profundamente humano del artista”.

Periódico EL HERALDO DE ME!XICO
Periódico EL UNIVERSAL 2001
Amado Nervo busto en bronce . 60 cm de altura. Museo casa Amado Nervo Tepic, Nayarit 2001. Autor Sergio Peraza Avila.
Los ojos de la escultura de Amado Nervo. Por Sergio Peraza 2001
Sergio Peraza Avila escultor. Mayo 2001

Arriba: Alejandro Reyes Bravo, Gustavo Mejia y Sergio Peraza

Abajo:El Ingeniero Sandro Padilla Nervo y el escultor Sergio Peraza a punto de quitar el velo a la escultura.
La presentación del busto de bronce en Ciudad de México, antes de trasportrarlo a Tepic Nayarit. (Casa de la Cultura Jesus Reyes Heroles, Coyoacán 2001.
Periódico NOVEDADES 2001
Escultor Sergio Peraza , detalles finales a su busto de AMADO NERVO 2001
Amado Nervo en su Museo , Tepic Nayarit 2001.
“En la hermosa companía de mamá y papá, orgullosos y siempre conmigo” Sergio Peraza 2001
“Con mi querido amigo, el licenciado Juan Antonio Chirino Sprung, quien hizo el contacto inicial entre la familia Padilla Nervo conmigo.
Juan es fundamental en esta historia
“ Sergio Peraza
Despacho de Amado Nervo con su telescopio

Comments are closed.